Esquiadores chilenos hacen historia al descender uno de los inexplorados cerros más altos de Chile

Enero 10, 2018
4,264 Views

Cada año el deporte de acción se está tomando las portadas de los principales medios deportivos, donde se comentan las increíbles hazañas de cientos de fanáticos por las diferentes disciplinas que engloban los Deportes Extremos.

Bajo ese panorama, esta es la historia de un grupo de esquiadores que bajo la ayuda de la marca multinacional The North Face, en agosto de 2017 realizaron una expedición al mítico Cerro Altar, montaña que está a más de 5000 metros sobre el nivel del mar y es una de las más visibles de Santiago, Capital del país más austral del mundo.

El grupo por conformado por la leyenda del esquí nacional, Chopo Díaz, el esquiador estadounidense dos veces campeón del mundo del Freeride World TourDrew Tabke, Griffi Post de Teton Gravity Research Rockstar, Seba Goñi, destacado esquiador criollo y guía de esta expedición y el Filmaker más destacado de Chile Xavier Azcárate, fueron los primeros deportistas en la historia en bajar el mítico Cerro El Altar.

Esta expedición nació gracias a la pasión por la montaña de este equipo, así lo recuerda Chopo Díaz, quien relató en exclusiva a Avalancha Sport cómo partió esta iniciativa, explicando que “toda la vida mire este cerro, desde Santiago se ve increíble, como una pirámide negra y puntuda. Hace un tiempo tuve la oportunidad de volar cerca del Altar y pude ver las impresionantes canaletas que tiene. En ese momento dije ‘algún día tengo que instalar un campamento base y esquiarlas todas’”.

Sobre qué los motivó para realizar esta impactante hazaña, el rider nacional declaró que “ninguno de nosotros lo conocía. El Altar no había sido esquiado nunca, así que hacer una primera línea siempre es motivante, por último estar ahí en pleno glaciar acampando con tus amigos, tomándote un whiskey con hielo milenario no tiene precio”.

Así y con toda esa motivación, los deportistas ascendieron durante 6 horas la mítica montaña. “No llegamos a la cumbre porque quisimos subir por la canaleta misma para ver cómo estaba la nieve, y no conectaba hasta arriba así que quedamos pasadito los 5 mil metros”, declaró Díaz a Avalancha Sport.

“Todo fluyó muy bien. Como grupo, todos nos conocemos hace tiempo, entonces nos tenemos confianza y nos llevamos bien. Lo que sí, la nieve estaba dura como palo, con harto hielo y entremedio había harta roquita suelta que cae desde arriba, pero eso lo hace más interesante. El clima estuvo perfecto, un poco de frío porque hacían -25 grados bajo cero, pero íbamos preparados, detalló el esquiador de cómo fue la expedición.

Luego de tomar la canaleta que llegaba más alto a más de 5 mil metros sobre el nivel del mar, los riders comenzaron a descender y hacer historia. “La canaleta que llegaba más alto tenía un desnivel de 450 metros, hasta que salías de  ella. Había mucha pendiente, calculo que unos 50 grados prácticamente todo el descenso hasta la salida”, relató Chopo Díaz a Avalancha Sport.

“Los primeros 100 metros tenía un cartón semiduro, y el resto era nieve dura muy variable, entre hielo y venteada”, agregó.

Esta expedición fue única en su especie, ya que nunca en la historia habían ascendido riders a domar El Altar, por lo que más de alguna anécdota quedó de esta hazaña, así lo recuerda Díaz. “El helícoptero casi no despega cuando nos fuimos, estábamos un poco pesados así que el piloto se lució con las maniobras y llegamos, un maestro Platinum Helicopters”.

Ya con este hito realizado y a dos semanas de este suceso, Chopo Díaz comentó los inconvenientes que pasaron tras esta hazaña, señalando que “al principio el inconveniente era acercarse, porque es bien lejos, y todo el equipo no era mejor, a pata era imposible, así que salió la idea de subir a caballo hasta la nieve y de ahí randonear, pero esto iba a ser largo, en varias jornadas y nadie tenía mucho tiempo”

Después de eso tuvimos la suerte que nos apoyaron algunas marcas y pudimos pagar un Helidrop, así que ahí nos cambió la vida y el resto, fue puro gozar”, complementó.

Ya en Santiago y con un nuevo año por delante para el rider nacional, las metas están puestas de seguir viajando junto a sus amigos  y esquiar en todas partes del mundo.

Así fue la expedición del Cerro El Altar

Leave A Comment