Este 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, una jornada de reflexión y conmemoración de un recurso vital que cada día se está agotando. La organización Greenpace levantó una alerta sobre el peligroso escenario que enfrenta en estos momentos el planeta y Chile, país que cada día tiene más dificultades para acceder a este importante recurso.

Es sabido que el 70% del mundo está cubierto por agua, el 97% de ella es salada y solo el 2.5% es dulce pero solamente el 0,5% de ella se puede ocupar ya que el otro 2% se encuentra congelada y con el calentamiento global hace que sea casi imposible poder consumirla.

Desde los 1980 el consumo de agua ha crecido un 1%. La explicación es bastante sencilla, el aumento de la población, las modificaciones de modelos de consumo y el desarrollo económico ha generado que los recursos se estén agotando. Según el Informe Mundial de las Nacionales Unidas sobre el Desarrollo de los Recurso Hídricos proyecta que para el año 2050 este consumo crecerá entre un 20 al 30% por encima del que ya se registra.

¿Qué pasa con Chile?

Nuestro país se encuentra entre los 30 con mayor riesgo hídrico en el mundo para el 2025, cifras alarmantes, ya que el 76% de la superficie de Chile se encuentra afectada por la sequía, la desertificación y suelo degradada.

Según una investigación realizada por el Centro de Ciencia del Clima y la Resilencia (CR)2 de la Universidad de Chile, se han registrado simulaciones de efecto invernadero y esto llevara a que en 260 nuestro país enfrente sequías en el cultivo de trigo y una pérdida de 690 millones de dólares.

Esto se suma una verdadera radiografía expuesta a través de diversos informes. Las empresas han cambiado los cursos de los ríos, lagos y parte de la Cordillera de Los Andes de nuestro país, por lo que cada día se sigue incrementando la falta de agua.

En localidades como Las Cabras, Región de O’Higgins, los pozos de los pobladores se han secado y esta temporada estival en el Lago Rapel, un embalse artificial, no logró tener su total capacidad. Según la Hidroeléctrica, la razón de este suceso fue que las conexiones de agua están intervenidas desde la cordillera.