Hansjörg Auer, David Lama y Jess Roskelley, tres de los mejores escaladores del mundo, están desaparecidos desde el miércoles en las Rocosas canadienses, donde llevaban varios días escalando diferentes vías en la zona del Parque Nacional de Banff.

Una avalancha los sepultó cuando trataban de ascender el M16, una pared de mil metros de altísima complejidad técnica por la mezcla de roca y placas de hielo, situada en Howse Peak.

Los guarda parques de Canadá pusieron en marcha una misión de rescate aérea el mismo miércoles, pero fue imposible acceder a los escaladores. El helicóptero que se trasladó al lugar apreció restos de avalanchas y también material de escalada. La apariencia del lugar invita a pensar que ninguno de los tres habría sobrevivido.

“A tenor de lo visto, creemos que las tres personas, dos europeos y un americano, han fallecido. Seguimos investigando pero de momento no podemos llevar a cabo operaciones de rescate debido al riesgo de nuevas avalanchas”, explica el comunicado de Parques de Canadá reproducido por el medio canadiense ‘CBC’.

Así mismo, la marca que auspiciaba a estos escaladores, The North Face, llama a “mantener a los atletas y sus seres queridos en sus pensamientos y corazones”