Reportaje de Yordan Ponce- Martín Baeza / Avalancha Sport

A 32 kilómetros de Santiago de Chile se ubica uno de los principales lugares turísticos de la zona central del país, el Pueblo de Farellones que según cifras del Servicio Nacional del Turismo acoge cada año a más de un millón de personas.

Este lugar vive por estos días momentos de gran incertidumbre con la aprobación del nuevo Plan Regulador y el futuro refaccionamineto de la Ruta G-21, carretera que une la capital de nuestro país con el “Pueblo de Montaña”.

A eso se suma la falta de servicios básicos como la imposibilidad de que llegue una carta de luz o de agua a los hogares, hasta la falta de trabajo que existe en la localidad cuando la “temporada alta” (junio a septiembre, dependiendo de las condiciones climáticas) termina.

Bajo esa problemática, un equipo de investigación de Avalancha Sport realizó el presente reportaje que busca entregar a mirada de los diferentes actores a menos de dos meses que comience la temporada de invierno 2019.

Falta de servicios: el lado más crudo de la montaña

El 15 de septiembre de 2015 no fue un día cualquiera para el Pueblo de Farellones. Ese martes los vecinos del sector sintieron temperaturas totalmente atípicas para esas fechas, en las que la sensación térmica varía entre -5° a 0°.

Todas las miradas se quedaron prácticamente “congeladas” hacia la Avenida Cóndor, donde estaba ubicado el Refugio de los Patrullas de Ski de El Colorado, el inmueble se estaba quemando y las personas trataron de alguna forma de apagar el incendio que en ese momento ya estaba descontrolado.

Así lo recuerda un testigo de esa jornada: “Fue algo inesperado que se quemara el refugio, tuvimos que actuar rápido”.

Después de una larga madrugada intentando apagar las llamas del refugio de los Patrullas de Ski de El Colorado, una sirena de emergencia comenzaba a sentirse por la Ruta G-21, los Bomberos de la 19° Compañía de Lo Barnechea llegó a mitigar las últimas luces de este incendio.

“Llegaron cuando ya no se podía salvar nada”, agregó Osvaldo Álvarez, quien fue una de las personas que participó en la extinción del fuego esa noche.

No es la primera vez que hay un incendio en la “Alta Montaña”, en 2003 se quemó una vivienda en La Parva y tampoco se pudo hacer mucho, esto porque no hay una estación de bomberos, poniendo así a la palestra la falta de servicios básicos que hay en la localidad de la Cordillera de Los Andes.

Como este caso hay muchos más. Después de que se termina la temporada de invierno, los centros de esquís bajan su producción y los locatarios buscan de alguna forma de cómo ganarse la vida hasta que llegue nuevamente la mejor época del año.

Así lo expresó el Fundador de la Escuela de Farellones, el profesor Carlos Alarcón. “Cuando llega el verano esto es solo, no se ve nada. La gente cuando llega octubre no se puede hacer mucho por la inestabilidad del clima”.

“Las personas se baten con lo que viven en el invierno, algunos se van y vuelven cuando está la temporada”, dijo.

“Lo que hace falta acá es locomoción. Acá nos obligan que los días miércoles tengamos que bajar. Si uno tiene una diligencia, tenemos que hacer dedo. Una vez estuve dos días haciendo dedo para poder bajar a Santiago”, agregó.

A estas palabras se suma Alfredo Aguilera, quien subsiste con un local de arriendo de equipos en el corazón de Farellones y fue más allá con las problemáticas que existen. “La Municipalidad de Lo Barnechea nos está cortando los brazos, colocó un estacionamiento pagado y eso nos perjudica, porque los centros tienen sus estacionamientos gratis y no viene nadie a arrendar”, comenzó diciendo.

“Llevo 50 años ganándome la vida en esto y nunca antes se había visto esto, nos tienen demasiado botados”, complementó.

Sobre las necesidades que hay, Aguilera señaló que “falta que hayan más negocios para poder comprar cosas y lo malo es que no hay trabajo cuando se termina la temporada, con lo que le hicieron a Farellones esto ya no es Farellones”.

Sobre la falta de estos implementos elementales para subsistir, la Municipalidad de Lo Barnechea, a través de Ley de Transparencia, concedió una entrevista con la asesora de urbanismo, Francisca Celis, quien aseguró a este reportaje que estas problemáticas todavía no habían sido tomadas en consideración.

Para poder suplir estas necesidades se creó una organización llamada Andes Central, que agrupa emprendedores del lugar, a las agrupaciones vecinales del Centro de Montaña, junto a los centros de esquí, clubes de esqui, patrullas de ski y varios acortes con el fin de que el “Pueblo de Montaña” se transforme en un destino de clase mundial y que aporte al desarrollo socio-económico del país.

Plan Regulador: La búsqueda de ordenar la montaña

Luego de 11 años –hasta 2018- se puso fin a una de las teleseries más largas de la Municipalidad de Lo Barnechea, esto porque el 30 de julio de 2018 se publicó el Plan Regulador de Lo Barnechea para su zona “Centro Cordillera”, el que antes de la fecha antes mencionada era totalmente de libre construcción para los sectores de Farellones, El Colorado, La Parva y Valle Nevado.

A eso se suma la casi inevitable refaccionamiento de la Ruta G-21, que une Santiago con Farellones, autopista que tendrá un gran impacto dentro del ecosistema de los Andes Centrales, específicamente en su flora y fauna.

El Plan Regulador

Este proyecto nace en el segundo periodo del alcalde (2007) Felipe Guevara, quien ha sido uno de los principales promotores de las mejoras para el “Pueblo de Montaña”. A pesar de lo mencionado, el edil junto a su equipo comunal, tuvo que pasar 11 años para que este proyecto se hiciera realidad.

El equipo de esta investigación se intentó contactar al mandatario comunal por diferentes vías: tales como Ley del Lobby, Transparencia y visitas a la oficina ubicada en el Rodeo 12777, para saber de primera fuente los procesos efectuados pero lamentablemente no hubo respuesta.

A pesar de lo mencionado y a través de la Ley de Transparencia, la Municipalidad de Lo Barnechea concedió una entrevista con la asesora de urbanismo, Francisca Celis, quien entregó su testimonio sobre cómo son los diversos aspectos del Plan Regulador que ya están publicados en el Diario Oficial.

Este plan regulador es un instrumento que permite regular lo que son las construcciones y uso de suelos que se pueden aplicar en un territorio. Uno de sus objetivos es rescatar la esencia, regularlos para que crezcan en una forma controlada y además, que tengan un desarrollo sustentable a partir de una evaluación ambiental estratégica del territorio y de sus valores naturales”, dijo a Avalancha Sport.

Otra perspectiva es la que tiene el otrora esquiador y parte de Andes Central, Alejandro Bravo, quien aseguró que faltan muchas cosas por agregarle a este instrumento. “Falta un sistema moderno de planificación que sea parte de un Plan Maestro, lo que generará que una serie de acciones conjuntas entre varios actores se puedan trabajar”, agregó.

A pesar que el debate está instalado en Santiago, a 32 kilómetros de Farellones, lo cerca de 300 pobladores, según las estadísticas de la Municipalidad de Lo Barnechea, también tienen algo que decir, uno de ellos quiso conversar con Avalancha Sport, pero por seguridad de la fuente no expondremos su nombre.

Este sujeto expresó que “Lo que necesitamos es no seguir siendo parte de la Región Metropolitana”.

“Hoy Farellones es parte del Plan Regulador de Santiago Centro, por lo que las autoridades piensan que nosotros tenemos todos los servicios, pero no es así, somos más bien una provincia cordillerana”, agregó.

Ya hay una empresa que construirá la Ruta G-21 a partir de 2021:

El nuevo proyecto, que fue publicado el jueves 5 de abril de 2018, busca eliminar las curvas de la Ruta G-21, refaccionar completamente el asfalto e instalar un pórtico que puede llegar a costar 12 mil pesos de la divisa nacional por subir y bajar a Farellones y a los principales centros de esquís de Sudamérica, para así costear las cifras de construcción que bordean los 21 mil millones de pesos.

Respecto al mejoramiento de este acceso a los centros deportivos y al “Pueblo de Montaña”, la asesora de Lo Barnechea, señaló que “se realizará un mejoramiento, se aumentarán las pistas hasta cierto kilómetro. Además, hay proyectos que buscan cambiar el trazado y eliminar muchas curvas. Queremos algo más expedito y menos tortuoso en temas de vialidad”.

Por su parte, Alejandro Bravo representante de Andes Central señaló que “creo que el Gobierno, la gente y el país, tiene que entender que este no es un lugar que es para que los ricos vengan a esquiar, tenemos que darles accesibilidades de muchas maneras”.

“Que se haga este camino es bueno, pero tiene que ir regulándose con el tiempo, pero no es la única solución y la accesibilidad tiene que tener un fluir diferente, tener estacionamientos suficientes, si no hay una solución vial en el empalme en avenida las condes, va haber un taco el triple que lo que hay ahora”.

“Andes Central se creó para poner la voz para estas cosas, porque queremos darles la visión un poco más específica del territorio”, aportó.

A pesar de las condiciones positivas, respecto a las mejoras que se pueden entregar a los vecinos y visitantes de la comunidad cordillerana, este alto costo podría opacar el incentivo al turismo y la economía que existe en esta localidad, debido a que las personas que viven los 365 días del año en Farellones, se les podría reducir el ingreso que generan en la temporada alta (mayo-septiembre), por el alto costo que significaría llegar a la montaña.

Evelyn Gallardo, pobladora que es nacida y criada en Farellones, comentó que “la verdad es que si se llega a construir esta ruta con ese precio, pensaría vivir y trabajar en otro lado. Ya es caro vivir aquí, sin los servicios mínimos para un pueblo. Imagínate con un peaje de ese valor”.

Jorge Urrutia, el paramédico de la Posta Rural de Farellones, tuvo una visión más crítica de esta posible licitación. “Si quieren construir esta ruta, ojalá que la hagan a conciencia. Ahora la carretera es peligrosa con las 40 curvas, imagínense si las dejan de 8, los jóvenes van a correr” agregando que “acá han habido muchas muertes. Es sólo mirar las animitas”.

De los grupos que presentaron una propuesta destacan Besalco con Mota-Engil e Icafal con Conpax, esta última es la más atractiva y la que podría adjudicarse la iniciativa que comenzaría a llevarse a cabo a partir de 2021 y tendría un proceso de construcción entre 4 a 6 años.

Farellones y el mundo: ¿cuál es el modelo que buscan a seguir?

En el mundo existen diferentes pueblos de montaña que de alguna forma se han intentado “imitar” en Farellones. Aspen en Estados Unidos, Sierra Nevada en España y Vancouver en Canadá, son los lugares que destacan por sus increíbles pistas, su conectividad y calidad en la atención al cliente.

Estas locaciones los conoce bien Sebastián Aparicio, destacado esquiador quien ha representado a Chile por todas partes del mundo. Para él, la gran clave para que Farellones crezca es el turismo. “Todo los que atraiga mucho turismo y gente hace que se nutra de esta economía tan grande. Las personas pueden vivir ahí cómodamente durante todo el año”.

Otra de las deportistas que también conversó para este reportaje, fue Isidora Assler, campeona sudamericana de Freeride, quien declaró que “conozco Jacksonville, Aspen y otros centros, que están a años luz de diferencia con los chilenos”.

Para ambos atletas la razón es simple, los pueblos de montaña están ligados a los pobladores y a la vida en la cordillera. Así recuerda Aparicio, quien comentó las diferencias que existen entre los centros de esquí de Chile y el mundo. “En nuestro país se ha intentado siempre hacer cultura de montaña, pero aún así no se ha visto. Sobre todo en los andes central y eso es lo que tienen los otros lugares que se ven reflejados, en inverno y en verano”.

“Ellos tienen la misión y hacer campaña para poder fomentar esta cultura. Después de eso es que la Municipalidad y la Minera, tienen que entender que esto no es plata perdida”, agregó.

Para Assler, lo que se puede mejorar es: “la Ruta G-21, la cultura de la gente que este camino es peligroso y la gente no sabe bien con que se puede encontrar y sobretodo el tema de las cadenas”.

Por su parte, Alejandro Bravo representante de Andes Central señaló que “tenemos que levantar un estándar que se ponen en un estándar de sustentabilidad”

Para nosotros Farellones es parte del elemento, puede ser un pueblo de montaña y que tuviera un centro de servicios turísticos de una parte del lugar más desarrollado, poder tener un hotel importante, comercio y servicios públicos”, sentenció.

A menos de dos meses de que parta la temporada de invierno 2019, quedan muchas interrogantes de qué es lo qué sucederá. Si el Plan Regulador de Farellones se está cumpliendo como se publicó y que es lo que pasará con la Ruta G-21.

También si es que las voces y caras de los pobladores de la zona ubicada a 32 kilómetros de Santiago será escuchados esta vez, ya que esta distancia es escasa para todo lo que aporta el Pueblo de Farellones, en su historia y experiencias de vida.