Una insólita situación se vivió en el cierre de temporada en el centro de esquí Arosa, Suiza, esto porque una pareja pagó un millón de pesos chilenos por ser las últimas personas en ocupar una telesilla que iba a ser dada de baja por el centro de esquí.

La curiosa situación se dio el 7 de abril de 2019 a eso de las 16:30 horas, cuando esta pareja que se desconoce su nombre se sentaron por última vez en este aparato. Todo esto se generó cuando el centro en cuestión subastó a través de internet el viaje y en pocas horas ya tenían más de 800 dólares.

Cabe destacar que esta telesilla había transportado a más de 10 millones de personas hasta Brüggerhorn, cuyo trayecto demoraba cerca de 12 minutos. Ahora, cuando llegue el verano será reemplazada por una más moderna que contará con seis plazas desembragable, algo totalmente diferente a lo que se está acostumbrado.