Una extraña situación ocurrió hace un par de semanas atrás en Italia, esto porque un anciano de 91 años ingresó hasta la mitad del centro de esquí Val di Fassa en Italia, confundiendo la entrada de un restaurante con la pista del recinto invernal.

Todo esto ocurrió a eso de las 12:30 horas de ese día, por lo que dejó atónico a todos los esquiadores que se encontraban en ese lugar. La policía lo detuvo y lo multó con algo así de 30 euros, unos 23 mil pesos chilenos.

En el registro se puede apreciar como los riders consternados por la situación gritaban y no podían creer lo que estaban viendo