Una de las postales que dejó el Audi Nines en Austria fue el récord que batió el esquiador norteamericano David Wise, quien rompió la marca de 11,8 metros en el borde del quarterpipe que es un salto vertical donde se puede apreciar la distancia entre ambos factores.

Esta no es la primera vez que el embajador de Monster Energy hace una hazaña así, ya que en 2016 consiguió el air más alto volando 14,2 metros por encima del coping.

Cabe destacar que el récord anterior lo tenía Simón Dumont, quien alcanzó los 10,8 metros en 2018 en el mismo escenario.