Las Torres Del Paine es un destino cada vez mas visitado de nuestro país. Si buscas ir probablemente tendrás que reservar con bastante tiempo y si vas en el peak, podrás encontrarte con muchos visitantes, incluso filas.

Muchas personas por, el hecho de que hace más frío, se niegan  a esta opción, pero la verdad es que tiene bastante encanto subirlo en esta época.

En primer lugar, no tendrás que reservar con tanto tiempo, debido a que no es una época en que se llene como en primavera o verano. Por lo que podrás disfrutar del parque prácticamente para ti. Podrás encantarte con la naturaleza sin ruidos de otros turistas, y gozar de el sonido de la Patagonia.

Todos los años se comenta la belleza de los colores del otoño, y que mejor que ver estos colores en las torres. En invierno, siguen predominando estos colores en el parque, por lo que tendrás un plus agregado a la belleza del lugar.

Otra ventaja de descubrir en invierno el parque, es que el costo disminuye harto. Tanto el vuelo como la entrada al parque son más baratas en invierno, y también hay mayores ofertas entre Mayo e Invierno en cuanto al alojamiento.

Cuando uno se imagina las torres, es común asociar la imagen de la laguna. Esta, en invierno se congela y es realmente un espectáculo precioso. Si bien las temperaturas son inferiores y los días son más cortos, sin duda se pueden apreciar fenómenos naturales que solo se producen en esta época.

Por lo que, porque no ser valiente y atreverse a ir en invierno? Son muchas las ventajas que tiene conocer el parque en invierno, y sin duda serás de los pocos que habrán tomado esta iniciativa, por lo que tu experiencia sin duda será espectacular.