Bárbara Hernández, denominada la “Sirena de hielo” cumplió el pasado 5 de junio un nuevo récord, es la primera mujer en cruzar los 33,7 km del Canal de Catalina en la costa de California, Estados Unidos. que consiste en nadar en aguas de entre 0° y 5°–

la chilena, nadó en aguas que elidas aguas por casi 15 horas sin detenerse, aguas que van desde la Isla Catalina a la costa de la ciudad de San Pedro.  Y como eso no es suficiente, la deportista nado por la noche y sin traje de neopreno.

“Infinitas gracias #Catalinachannelswim  con tus 33.7 km por demostrarme una vez más que a pulso no existe costa lo suficientemente lejana para alcanzar y que el tema no es si sentimos o no miedo o dolor ante nuestras metas, sino el que decidimos hacer con esas emociones y sensaciones tan validas como cualquier otra” público Barbara en sus redes sociales tras su logro.

@carolinarodriguezalonsophoto
@carolinarodriguezalonsophoto

En agosto, la nadadora de aguas gélidas buscará atravesar el Canal De La Mancha, para así avanzar en el reto mundial Ocean’s Seven, la versión de natación en aguas abiertas de las siete cumbres del montañismo. Hernández será la primera chilena que intenta conquistar esta prueba.

“El canal de la mancha es el Everest de los nadadores, así te titulas de nadador. Los nadadores de aguas abiertas sueñan con esto, así como los nadadores de piscina sueñan con las olimpiadas. Es un orgullo representar a Chile, tener la oportunidad de inspirar a las otras generaciones y ser un referente para las mujeres, seguir los pasos del Tiburón Contreras”, explicó la “sirena del hielo”.

Barbara, ya cruzó el Estrecho de Gibraltar, que es uno de los Ocean’s Seven y pretende organizar los restantes el año entrante: el Estrecho de Cook en Nueva Zelanda, el Canal de Molokai frente a Hawái, el Canal del Norte en Irlanda y el Estrecho de Tsugarú, en Japón.

Cabe mencionar que Bárbara Hernández se coronó en marzo de 2019 como la número 1 en el ranking mundial de la International Winter Swimming Association (IWSA). La deportista se está dedicando tiempo completo a entrenar para este desafío y está siendo apoyada por la Fundación Impulso Inicial de Andrónico Luksic,  su familia y por el Ministerio del Deporte.