En Sudamérica existió el centro de esquí más alto del mundo. En Bolivia, específicamente en el cerro Chacaltaya, que está a más de 5.421 metros sobre el nivel del mar y en la actualidad, solamente quedan vestigios de lo que fue este recinto.

¿La razón? Bolivia enfrenta la peor sequía en 25 años, por lo que la nieve es escasa y todo esto, provocado por el calentamiento global. De hecho, en 2010 desapareció el glaciar que estaba en esa zona, siendo el primer glaciar tropical extinto en este lado del mundo.

A pesar de eso, todavía existen persona que se acercan al Chacaltaya y se encuentran con un paisaje desolador: andariveles, cafeterías, hospedajes, todos abandonados.

Pero no todo está perdido en Bolivia, ya que el Club Andino Boliviano de Esquí, está tomando cartas en el asunto para devolverle la vida al glaciar por al menos, 18 años más. Su intención es llevar tecnologías de vanguardia para producir nieve y revivir al glaciar y, tal vez, al centro de esquí.