Una de los caminos de Chile que han sido más cuestionados en el último tiempo es el que une Santiago con el Pueblo de Farellones. La Ruta G-21, tal como fue adelantado por Avalancha Sport en un reportaje especializado en la materia, fue licitada para eliminar la 40 curvas y dejar solamente 14 vueltas, hoy nuevamente está en la palestra.

Todo esto a raíz de una columna de opinión que apareció en La Tercera, por parte de Paula Henríquez, abogada y Presidenta de la Corporación de Adelanto de Farellones, quien aseguró que esta ruta como está planificada será el próximo emblema de una obra mal hecha.

La Ruta G-21 superará al vergonzoso puente Cau Cau como emblema de una obra mal hecha. Y sus responsables tendrán nombre y apellido. El exministro de Obras Públicas Juan Fontaine y el alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara; junto con los dueños de las constructoras Icafal-Compax, quienes no serán recordados por impulsar una concesión vial indispensable”, comenzó diciendo Henríquez.

Para la abogada el problema y la disputa es que “el proyecto original contemplaba y bypass para Farellones, básicamente porque el mismo alcalde lo reconocía como un elemento esencial para la viabilidad del proyecto”.

Lo que no se entiende ahora es que se haya adjudicado la Ruta G-21 sin el bypass. No solo no se entiende, sino que solo puede ser calificado como una irresponsabilidad por parte de quienes diseñaron las bases, porque el colapso por congestión vial pondrá en jaquea la funcionalidad de la nueva carretera”, agregó tajantemente la presidenta de la CAF.

Otra de las cosas a las que se refirió Henríquez fue sobre el pórtico de cobro, que llegará a un valor de 12.500 pesos. “La concesión no incluye tarifas diferenciadas por horario punta y valle. Es increíble que existiendo un tema agudo de congestión, el MOP omitiera la utilización de tarifas diferenciadas”.

De esta manera una nueva disputa comienza en los tranquilos días del Pueblo de Farellones, ese en el que los cóndores y zorros típicos de la zona deambulan por el “Centro Cordillera”.