Una dura situación se vive por estos días en Isla Guarello, a casi 250 kilómetros al noroeste de Puerto Natales, Región de Magallanes, luego que la empresa CAP derramó, al parecer, de forma accidental cerca de 40 mil litros de petróleo en el mar.

Todo se produjo el sábado y las consecuencias ya son devastadoras. Según la información de la ONG Greenpace y que reprodujo Ladera Sur “se generan una película sobre el agua que impide la entrada de luz, afectando de manera directa los ecosistemas marinos. De igual manera, se produce una contaminación severa”.

Es una situación extremadamente grave pensando en lo prístinas de las aguas en las que se ha producido la emergencia. Hay que pensar que la zona es en extremo de difícil acceso y que es un área de gran riqueza de mamíferos marinos como ballenas y delfines”, dijo Matías Asun, Director Nacional de Greenpace Chile.

Cabe señalar que hasta el momento y de acuerdo con la información de la Armada de Chile, se ha logrado recuperar al menos, 15 mil litros del agua contaminada, todo esto gracias a las acciones preliminares que se están llevando en la zona afectada.