Una increíble iniciativa es la que está gestando el centro de esquí Millers Landing de Colorado, Estados Unidos, donde buscarán remodelar un antiguo vertedero en un complejo de pistas totalmente esquiables los 365 días del año.

Todo esto se suma a una pista central, equipamientos necesarios y servicios de segundo nivel los que ayudaran a enriquecer con un avance tecnológico nunca antes visto.

¿Cómo se llevará esto a cabo?

El proyecto que está ubicado en Castle Rock, busca potenciar el empleo en esa zona y, gracias a a un sistema de nieve seca y un terreno adaptado, los creadores buscan que este operativo en cualquier estación del año.

Para poder llevar esto adelante, Shawn Temple, y un grupo de amigos retiraron toda la basura acumulada desde 1980, junto con más de 9.500 camiones que recolectaron basura en 26 hectáreas que componen este terreno.

De esta manera, este proyecto buscar acercar más la cultura del esquí y el snowboard a las personas que buscar conectarse con la montaña. A eso se suma, el calentamiento global que cada día afecta más a nuestro planeta y el ecosistema.

Revisa el proyecto completo: