La temporada no ha sido buena para los centros de esquí ni los riders que esperaban una Cordillera de los Andes teñida de blanco para derrochar talento.
A la falta de nieve, ahora se suman los informes meteorológicos, como Accuweather, que pronostican un sorpresivo aumento de las temperaturas que afectarían a la Región Metropolitana este fin de semana, llegando incluso hasta los 26 grados celsius .
Estos días primaverales, pondrán en una difícil situación a los centros de esquí, donde piedras y manchones de tierra ya “atacan” en ciertos sectores de las pistas habilitadas. Incluso la primera fecha de Freeride Chile en La Parva, entre otros eventos debieron ser postergados o cancelados para resguardar la integridad física de los riders.
Una ayuda de la tecnología
A falta de nieve natural, los principales centros invernales han debido invertir altas sumas de dinero para la fabricación de nieve y así palear el déficit y permitir, al menos, la apertura parcial de las pistas.
Sin embargo, las altas temperaturas que se pronostican para este fin de semana también pondrán en jaque a estas máquinas que requieren de un clima frío para funcionar en optimas condiciones. Al parecer, los amantes de la montaña, deberán acostumbrarse a temporadas más cortas y exclusivamente con nieve artificial.
El cambio climático, a menos que lo combatamos decididamente, llegó para quedarse y privarnos de esa blanca montaña que tanto apasiona a chilenos y extranjeros.