Con la asistencia de más de 2000 personas y 10 horas de música, el Corona Festival hizo vibrar a los asistentes en el Mirador Pangue, donde la música y el cuidado al medio ambiente fueron parte del concepto de esta versión.

A eso se suma, un esplendido atardecer que adornó una tarde perfecta de música, amigos, instrumentos de hielo de Tim Linhart y por supuesto el cuidado del medio ambiente con aproximadamente una tonelada de vidrio reciclado, además de ser un festival de libre de plástico de un solo uso.

Revisa las mejores postales que dejó esta versión del Corona Festival: