Una triste noticia azota al mundo del deporte. La primera medallista española en unos Juegos Olímpicos de Invierno, la esquiadora Blanca Fernández Ochoa, fue encontrada muerte luego de 10 días de búsqueda, en la sierra madrileña del Guadarrama.

El cuerpo de la exdeportista fue descubierto en el noroeste de la capital, tras varios días de búsqueda en el que movilizó a centenares de policías, bomberos y voluntarios.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) lamenta enormemente el fallecimiento de Blanca Fernández Ochoa y envía sus más sentidas condolencias a los familiares y amigos de la esquiadora olímpica. El deporte español lamenta su pérdida”, afirmó este organismo, dependiente del ministerio de Deporte español.

“Profesionales de las Fuerzas de Seguridad, servicios de emergencias y numerosos voluntarios se han volcado en la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa. Pero no pudo ser. Mi cariño para toda su familia”, tuiteó, por su parte, el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, sobre una foto de la deportista con su medalla olímpica.

Blanca Fernández Ochoa, de 56 años, se encontraba en paradero desconocido desde el pasado 23 de agosto, aunque no fue hasta el día 31 cuando la policía española hizo pública esta desaparición para pedir la colaboración ciudadana

Amante de la montaña:

La exdeportista era muy aficionada a salir a hacer senderismo, según declaraciones de sus familiares a la prensa, especialmente en la sierra madrileña, un lugar que conocía bien.

Desde que se supo su desaparición se desplegó un amplio dispositivo de búsqueda por tierra y aire, con helicópteros y drones equipados con cámaras térmicas para peinar cada pequeño lugar de la sierra.

Blanca Fernández Ochoa saltó al primer plano deportivo cuando ganó el bronce en los Juegos Olímpicos de Albertville en 1992 en slalom, convirtiéndose en la primera mujer en lograr una presea olímpica invernal para España.

Era hermana de Francisco Fernández Ochoa, primer campeón olímpico español de esquí al ganar el oro en slalom especial en los Juegos Olímpicos de Saporo-1972, quien falleció en 2006 a consecuencia de un cáncer.

Ganadora también de cuatro pruebas de la Copa del Mundo, Blanca Fernández Ochoa se había retirado del deporte tras su éxito olímpico en Albertville.

Tras su retirada, la exmedallista olímpica regentó tiendas de deportes de su familia, dio clases de esquí e incluso apareció en algunos programas de televisión.