Se aleja el invierno y las actividades en la nieve. Poco a poco se empieza a sentir el calor a lo largo de Chile y empiezan a salir otro tipos de deportes de montaña, tomando protagonismo la escalada.

Situado junto al majestuoso Lago Ranco (XIV región), en la precordillera del sur de nuestro país, se encuentra Llifén. Un pequeño pueblo que se ha convertido en un “blanco” para los escaladores, por estar rodeado de rocas, acantilados, y árboles.

La temporada de escalada en Llifén comienza a mediados de octubre, pues en estas fechas disminuyen las lluvias y la temperatura se torna más agradable. Esto ayuda a tener un mejor agarre a la roca, dado que suele estar húmeda el resto del año.

El sector de escalada cuenta con más de 30 rutas, para todos los niveles, tanto para escalada deportiva como tradicional. Tiene rutas desde un 5.9 a 5.12d, y aún queda mucho por equipar. Además, hay un sector “escuela” que es ideal para iniciarse en este deporte.

Si bien la zona cuenta con buenas rutas, lo más increíble es el lugar en sí. Si vas puedes acampar y pasar días y noches inmerso entre las gigantescas paredes, desconectado de todo y viviendo una experiencia inolvidable con la naturaleza.

Como equipo Avalancha Sport, queremos que más personas puedan conocer lugares así de mágicos. Explorando nuevos horizontes de montaña a lo largo de todo Chile y sintiendo esa conexión especial por la naturaleza.