Valle Nevado fue el último recinto invernal de la zona central en cerrar sus puertas. El centro de esquí puso fin a 89 días de adrenalina, que dejó una huella sumamente dura para todos los lugares invernales de la zona central.

“Queremos dar gracias a todos los que fueron parte de esta temporada. La nieve no llegó como queríamos, es verdad, pero gracias a estar más alto y al incansable trabajo de todo nuestro equipo completamos 89 días abiertos”, fue lo que publicaron en sus redes sociales.

Cabe señalar que el primer centro de esquí en cerrar fue La Parva, quienes por precaución y seguridad de sus visitantes decidió que 1 de septiembre sus andariveles no funcionaran hasta 2020.

Luego, el domingo 8 del mismo mes fue el turno de El Colorado, quienes trataron de alargar más la temporada, pero la falta de lluvia lo impidió.

De esta manera, los centros de esquís de la zona central despiden una de las temporadas más negras de los últimos 70 años, según registros de Meteorología de Chile.