Este 2019, por sexto año seguido, desde el 31 de octubre al 2 de noviembre, Pichilemu y específicamente Punta Lobos recibirá una nueva fecha del “Women´s Qualifyng Series”, circuito mundial de surf que recorre diferentes playas del mundo clasificando a las mejores surfistas del mundo al Women´s Champion Tour.

 Es este es el torneo más importante que se realiza en el país y en Sudamérica sobre la disciplina acuática, y es válido para el ranking de la World Surf League (WSL).

A pocas semanas del inicio ya figuran importantes deportistas inscritas, donde destacan chilenas, como Beatríz Mella y Lorena Fica. Al mismo tiempo, las exponentes nacionales se enfrentarán a campeonas mundiales como, por ejemplo, Philippa Anderson, de Australia, Daniela Boldini, de Canarias o Nadia Erostarbe, surfista del País Vasco.

Esta competencia corresponde a la 35º edición de la fecha del Women´s Qualifyng Series Tour, además, este evento entrega 1.500 puntos en el ranking mundial de la World Surf League. Es importante destacar que este evento en Pichilemu tiene aún mayor importancia ya que es la última fecha de la región y se elige a la campeona sudamericana 2019 para la WSL South América.

Trinidad Segura es una de las tres chilenas que competirá en el Pichilemu Women’s Pro 2018

El tema deportivo no es solo lo que resalta de este encuentro, sino que este año el mundial se la jugará por el medio ambiente y el cambio climático. Lo anterior, principalmente porque este torneo tendrá la peculiaridad de ser un evento deportivo carbono neutral, es decir, con ecoeficiencia organizacional que busca reducir las emisiones, con el fin de suavizar o calmar las causas y efectos del cambio climático.

Como sabemos, el cambio climático es un tema en pauta por estos días, es por eso que los organizadores de este certamen no se quisieron quedar atrás y el evento contará con puntos verdes durante todo el campeonato para que los visitantes y competidores puedan disfrutar del surf y cuidar el medio ambiente al mismo tiempo.

Chile está siendo cuna de grandes y prometedores surfistas, cada vez más chilenos se animan a subirse a la tabla y representar al país en las olas, lo que augura un buen futuro para el surf nacional.