Hace casi tres semanas, la esquiadora chilena Saga Goñi, se adjudicó el título junior de Freeride en Revelstoke, Canadá, donde la deportista nacional se fue la campeona ante 126 atletas de diferentes partes del planeta.

La menor de la familia Goñi, conversó con Avalancha Sport y relató cómo fue su vuelta a Chile, luego de que la pandemia del coronavirus azotara el mundo.

Ganar fue increíble, de hecho, fue mi última competencia junior, así que quedé muy emocionada, porque estaba sola en Canadá. Mis papás y mi pololo, Felipe en Chile, pero la mayor meta de todas fue lo que estaba disfrutando”, comenzó diciendo.

Igual estuve acompañada de unos amigos chilenos y una española (Coni, Manu y Júlia). Me estuvieron apañando toda la competencia y fueron un gran apoyo, fue como estar en familia“, dijo.

“Ese día nos tocó un sol precioso y un día épico. El día anterior nos tuvieron que suspender las clasificatorias, porque había una sensación térmica de -40 grados Celsius, por lo que tuvimos que hacer todo en una jornada”, complementó.

Ya con la medalla en su cuello, la chilena llegó a su hogar en Revelstoke, donde se contactó con su familia y se encontró con el avance del Covid-19.

Yo tenía pasaje para el 31 de marzo, pero por el coronavirus me devolví antes. Tenía pensando volver una semana antes cuando empecé a darme cuenta que todo se estaba complicando”, agregó.

“Mi familia y Felipe, me comentaron que se estaban cancelando los vueltos y todos estaban ayudándome cómo me podía devolver a Chile”, aseguró a Avalancha Sport.

Ese mismo domingo partí, a las 12 de la noche. Gracias a una amiga chilena y una española, pude volver, ya que me llevaron al aeropuerto, me lograron cambiar el vuelo y logré subirme al último vuelo de America Airlines a Sudamérica en lunes, fue intenso”, complementó.

Respecto cómo era el ambiente en dicha localidad canadiense, Saga Goñi, dijo a Avalancha Sport que “cuando me fui todavía no había casos confirmados, estaba un poco más tranquilo, pero a los días, los centros de esquí cerraron todo, cancelaron todas las competencias”.

Llegué a Chile a último minuto, me realizaron el test básico del coronavirus y tuve que realizar toda la cuarentena preventiva”, dijo.

Respecto a lo que espera poder realizar, una vez que el coronavirus esté controlado y que todo vuelva a la normalidad, la promesa del freeride chileno cerró diciendo que “espero poder esquiar acá. La idea es competir el Circuito Sudamericano de Freeride, competir en esquí cross que me gusta y ver algún proyecto audiovisual para esta temporada”.