Una de las postales que dejó esta semana fue la escalofriante lesión que sufrió el reconocido skater mundial Tony Hawk, que a sus 52 años de vida no deja de seguir patinando y deslumbrando con trucos y estrategias.

En ese sentido, el “Hombre Pájaro subió a sus redes sociales una espeluznante lesión en sus dedos cuando entrenaba en una pequeña vacía que la ocupaba con una mini skatepark.

“La piscina era un poco más pequeña de lo que pensaba, así que no me puse las protecciones. La sesión fue divertida hasta que de repente me encontré en el fondo con los dedos doblados en nuevas direcciones”, dijo.

Una vez en el hospital, Hawk aseguró que “una enfermera revisó mis dedos y dijo que se veían oscuros. Eso agilizó mi atención, y me asignaron de inmediato a una habitación cuando llegó una máquina de rayos X. Aparentemente, ‘oscuro’ es el color de la pérdida de circulación extrema. En 30 minutos, mis dedos estaban de nuevo en su lugar”.

Tuvieron que cortarme el anillo antes de devolver mis huesos a su posición vertical. Todavía están doloridos, rígidos e hinchados, pero los puedo usar. Y todavía amo mi trabajo”, agregó.

Siento tristeza por asustar a mi hijo y amigos, arrepentimiento de ser descuidado, agradecido de tener una lesión que podría haber sido peor, y frustrado porque nunca antes recibí un golpe contundente”, cerró.