Ayer, jueves, 25 de Junio tuvo lugar en el Segundo Tribunal Ambiental los alegatos contra la Superintendencia de Medioambiente y el Proyecto Alto Maipo. 

Dicho proyecto lleva más de 10 años en construcción y en el transcurso de este tiempo los vecinos señalan que el daño al ecosistema ha sido evidente, no sólo reduciendo el caudal del Río Maipo, sino también causando sequía general que está ocurriendo en la comuna de San José de Maipo.

Entre el año 2014 y 2016 la Superintendencia recibió una serie de denuncias en contra Alto Maipo por supuestos incumplimientos a la normativa ambiental. Como consecuencia de las reiteradas actividades de fiscalización, el proyecto hidroeléctrico el año 2017 se constataron 14 incumplimientos, 9 de los cuales fueron considerados graves. 

El 2017 se presentó un nuevo programa de cumplimiento, sin embargo se siguieron evidenciando falencias a través de un incidente de afloramiento de agua en uno de los túneles de esta construcción.

Este acontecimiento abrió paso a que Maite Birke, concejala de la comuna de San José de Maipo, solicitará a la Superintendencia la aplicación de una medida provisional con el propósito de resguardar las fuentes de agua para el consumo humano, como consecuencia del rompimiento de napas subterraneas con la construcción de estos túneles. El mismo año la Superintendencia ordenó la adopción de medidas provisionales consistentes en establecer líneas de previsión seguridad y control. Así también se ordenó la implementación de programas de monitoreo y análisis específicos. 

Foto por Camila Végvari, 2018.

Sin embargo hasta el día de hoy, se presentan modificaciones al Programa de Cumplimiento como anexos, tras una serie de incumplimientos, seguidos de fiscalizaciones y observaciones de la Superintendencia del Medioambiente.

En esta reunión participaron en representación de la Coordinadora Ciudadana No Alto Maipo y Red Alto Maipo Macarena Soler y Álvaro Toro, junto a Alejandra Donoso en representación de la concejala Maite Birke.

La finalidad de esta audiencia era presentar los argumentos que evidencian el no cumplimiento del objetivo legal de protección del medioambiente para dejar sin efecto el Programa de Cumplimiento.

Es importante mencionar que la Superintendencia del Medio Ambiente tuvo la oportunidad de evitar los daños, sin embargo tomó la decisión de flexibilizar los estándares para así poder acogerse a este programa.

El paso siguiente es esperar la sentencia del Tribunal, que tomará una decisión según lo ayer expuesto. Se piensa que sea recurrida por lo que derivaría a la Corte Suprema.

La abogada Alejandro Donoso sostiene que la ciudadanía está atenta a este proyecto “porque lo que está en juego, es nada más ni nada menos que el agua, recurso hídrico del cual depende el abastecimiento de agua potable, no solamente en el Cajón del Maipo sino en toda la Región Metropolitana”, palabras de la directora de Defensoría Ambiental.