El snowboarder chileno, Iñaqui Irarrázaval, hace casi un mes que se encuentra en Europa. El deportista nacional, terminó la temporada de invierno en nuestro país; tomó sus maletas y se fue a Austria para prepararse para cumplir uno de sus máximos sueños: clasificar a los Juegos Olímpicos de Pekín 2022.

Esta situación, llamó la atención en sus redes sociales, por lo que le comenzó a llegar miles de mensajes preguntándole qué estaba haciendo en el “Viejo Continente” y el criollo conversó con Avalancha Sport para aclarar este suceso.

“Muchas personas me han preguntado por esto, vine a Austria porque quiero clasificar a los Juegos Olímpicos de Pekín 2022. Estamos entrenando con todo, en los saltos más grandes del mundo para prepararnos de la mejor manera”, dijo.

Se terminó el confinamiento por el coronavirus y pudimos volver a entrenar. Estoy acá con el equipo nacional, con Benjamín y Álvaro Yáñez, para prepararnos para las Copas del Mundo que comienzan el próximo año”, agregó.

Respecto a dónde está y las medidas de seguridad, por la pandemia, en el que está entrenando, Irarrázaval afirmó a Avalancha Sport que “estamos en Stubai, en el centro de esquí que tiene un glaciar eterno. Nos construyeron un snowpark gigante y está abierto, solamente para los equipos”.

Respecto a su objetivo impuesto para el futuro, clasificar a los Juegos Olímpicos, Iñaqui cerró diciendo que “eso no lo decido yo, lo decide el destino, pero está claro que vamos a seguir dándolo de siempre, todo para poder representar a Chile de la mejor manera. Por eso estamos acá”.