La nieve llegó al viejo continente y los fanáticos de los deportes de invierno quieren disfrutarla, pero tendrá que ser con distanciamiento social, desinfección y mascarilla.

Comienza a caer nieve en Europa lo que significa que se aproxima la temporada de los deportes de invierno en el Viejo Continente. Sin embargo, no será una temporada más, como no lo fue la pasada, debido a que continuamos viviendo con la pandemia de Covid-19.

Si bien las medidas sanitarias han controlado el aumento de contagios en la población. Este año se volvieron a disparar las cifras a raíz de la nueva cepa, conocida como B117.

En este contexto, distintas organizaciones han creado medidas con el objetivo de crear un protocolo unificado y así lograr que las estaciones de esquí puedan ser un lugar seguro y saludable, haciendo énfasis en el distanciamiento social entre los esquiadores, limpieza y desinfección para cada zona de espera de los remontes, uso de la mascarilla en los telesillas, cuya distancia entre hileras de sillas e hileras será de unos 15 metros. De la misma manera se reducirá el aforo o capacidad de las telecabinas y habrá varios puntos de gel hidroalcohólico.

Con respecto al uso de mascarilla al aire libre no va a ser un gran impedimento, pues muchos son los esquiadores y snowboarders que se protegen del frío con un tubular, que bien les puede tapar la boca y la nariz, además del casco. Asimismo, usar guantes para la práctica del esquí o snowboard es una medida de seguridad básica de los deportes de invierno. Y si se opta por las gafas de máscara más todavía.

Mientras, el alojamiento, restaurantes y otros servicios también se ven afectados y están en la obligación de utilizar la tecnología a su favor, como por ejemplo, usar códigos QR en las mesas para leer las cartas con los teléfonos móviles, establecer pagos online para evitar las colas en las cajas.

Debido a todas estas medidas los precios se verán afectados y será prácticamente imposible encontrar alguna oferta, por lo tanto, es recomendable reservar alojamiento cerca de las pistas para no tener que gastar en medios de transporte.