Al parecer, esta pandemia no da tregua y como ya nos hemos ido enterando, múltiples ciudades y regiones de nuestro país ya han vuelto al confinamiento absoluto, implicando intrínsecamente, el cierre de todos aquellos parques y reservas nacionales cuya provincia este en cuarentena.

Lamentablemente muchos sectores de escalada, cerros y montañas se encuentran inmersos en parques nacionales. En el caso de la zona sur esto, no sería una excepción.

Dentro de la provincia de Llanquihue, región de Los Lagos, se ubican sectores de escalada como Petrohué (Parque Nacional Vicente Pérez Rosales) y Correntoso (Parque Nacional Alerce Andino) ambos sectores de escalada muy concurridos por los locales de la zona. Éstos han debido cerrar sus puertas al deporte hasta nuevo aviso.

En el caso del montañismo, las ascensiones al volcán Osorno han tenido que ser nuevamente detenidas al encontrase dentro del parque nacional Vicente Pérez Rosales.

Debido a esto, cada vez se vuelve más difícil poder realizar actividades deportivas al aire libre. Al parecer, la idea de construir centros de entrenamiento en casa, como muros de escalada o instalaciones para entrenamiento funcional, siguen siendo una muy buena opción para mantener la mente y el cuerpo funcionando durante esta etapa de confinamiento.