La empresa de entretenimiento y servicio de distribución de contenidos audiovisuales realizará su primer largometraje del 2021 en Huesca, donde actuarán como extras de Benasque sus pobladores y profesores de esquí de Cerler.

Los directores de Netflix se cautivaron con las montañas nevadas de Benasque (provincia de Huesca de España), vacías de momento de turistas por las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia, y decidieron convertirlas en escenario de cine para grabar su principal estreno para la Navidad de 2021: “A mil kilómetros de Navidad”.

En este contexto, se trataría de la primera película navideña que Netflix grabaría en España. Cabe señalar que las primeras escenas iniciaron en diciembre en Madrid y próximamente se retomarán los trabajos en Benasque.

¿Qué falta para que comience a grabarse en esta localidad? La empresa estadounidense está realizando un casting para residentes en Huesca, con el fin de darle un carácter más local a la película. Por el momento ya han sido seleccionados profesores de esquí de la estación de Cerler, pues la productora pidió como requisito esquiadores profesionales con el objetivo de capturar imágenes más atractivas.

Sin embargo, Benasque no conservará su nombre original y se llamará Valverde. Pero, para quienes hayan estado en este pueblo reconocerán fácilmente las calles y paisajes.

¿De qué trata “A mil kilómetros de Navidad”? La película contará la historia de Raúl (Tamar Novas), un hombre de alrededor de 30 años al que todas las desgracias de su vida le han sucedido en Navidad, por lo que odia todo lo relacionado al espíritu navideño. Pero sus peores problemas serán cuando su jefe le encarga auditar una fábrica de turrones de Valverde, un pueblo que vive por y para la Navidad y, por si fuera poco, tendrá que compartir casa con Paula, la profesora del pueblo, que sueña con batir el récord del belén viviente más grande del mundo.