“Hemos tomado una decisión de iniciar un proceso de reorganización judicial. Estamos seguros que es la mejor decisión de negocio para poder ordenarnos, seguir funcionando y continuar proyectando Valle Nevado por muchos años más”, fueron las palabras de Ricardo Margulis, gerente general de la empresa Valle Nevado.

El complejo escenario que se vive para los centros deportivos y turísticos es indudable, y afecta directamente a los centros invernales del país como lo son Valle Nevado, Corralco, El Colorado, entre muchos otros.

Cada recinto ha decidido tomar decisiones para superar la difícil situación de las escasas nevadas junto con la condición sanitaria, sin embargo Valle Nevado ha hecho pública su decisión de reestructurarse judicialmente e iniciar un proceso de reorganización concursal. 

El empresario menciona que se encuentran todos los pagos financieros al día, y que “esta es una decisión difícil pero necesaria… La crisis Covid-19 nos tiene fuertemente golpeados, cerrados y prácticamente con nulos ingresos durante todo lo que fue el año 2020″.

Es importante mencionar que centros como este, operan en su peak durante cuatro meses, y que en esos 120 días es donde se genera casi la totalidad de los ingresos.

Los tres principales acreedores son MetLife, Grupo Penta y Banco BCI.

Ricardo Margulis el pasado lunes dio a conocer la noticia de que principalmente esta deuda, en su 92% corresponden a pasivos de largo plazo, donde se encuentra también un crédito sindicado, más una deuda de corto plazo con acreedores valistas medianos y pequeños. Estamos hablando de cerca de 30.000 millones como suma total.