Luego de casi dos semanas de búsqueda, el Gobierno de Pakistán, a través de un comunicado de prensa declaró fallecidos a los montañistas Juan Pablo Mohr, John Snorri y Ali Sadpara, de quienes se les perdió el rastro el pasado 5 de febrero cuando iniciaron el ascenso final a la cumbre del K2.

A través del ministro del deporte del país asiático, Raja Nasir Ali Kan, aseguraron que ” extendemos nuestro más sentido pésame a las familias. Apreciamos mucho a cada uno de ustedes por mantenerse conectados“.

“Volaron helicópteros, se usó C130 e incluso F-16 para tomar imágenes áreas, se analizaron datos de las agencias espaciales extranjeras y no se obtuvo nada“, agregó.

Nos quedamos con lo de Sajid Sadpara (hijo de Ali), único testigo ocular, es muy probable que haya alcanzado la cima y s hayan encontrado con un accidente mientras descendían”, complementó.

“Con mucha tristeza declaramos a los escaladores desaparecidos como fallecidos, ya que no pudimos rastrear nada sobre su paradero durante la misión de búsqueda. Hicimos todo lo humanamente posible“, cerraron.