Continua la búsqueda del montañista nacional Juan Pablo Mohr, luego de perder todo tipo de contacto con él, el día viernes 5 de febrero tras dirigirse desde el campamento  3 a la cumbre del K2.

Como fue anunciado anteriormente, J.P. Mohr intentaría la cumbre invernal del K2 junto a su cordada, la italiana Tamara Lunger el pasado viernes. Sin embargo, Tamara decidió descender aquel día al campamento base junto a los montañistas Colin O’Brady y Antonio Sykaris, ya que al parecer las duras condiciones en el C3 impidieron que varios alpinistas pudieran descansar adecuadamente, incluso sufriendo diversos grados de congelaciones. Durante uno de esos descensos hacia el C3 el alpinista búlgaro Atanas Skatov sufrió una caída y falleció. Se cree que algunas cuerdas fijas próximas al campo 3 habrían estado en muy mal estado, dificultando en extremo el ascenso y más aún su descenso.

La última información que se conoce de Juan Pablo, es que abandonó el día viernes el C3 a eso de medianoche, junto al islandés John Snorri y los pakistanís Ali Sadpara y Sajid Ali Sadpara para ir rumbo a la cumbre del K2. Al momento de encontrarse en el llamado “cuello de botella”, a los 8.230 metros de altura, Sajid tuvo que descender al C3 pues, al momento de utilizar la botella de oxígeno, ésta presentó fallas en el regulador.

Según la información otorgada por el propio Sajid: Juan Pablo, John y Ali decidieron continuar hacia la cumbre, al parecer con buen ritmo y en buen estado, a eso de las 10:00 am, hora local. Sin embargo, no portaban sus GPS, ya que habrían estado congelados tras las extremas y bajas temperaturas del lugar, razón por la cual se perdió toda pista de ellos en ese instante. Sajid, tras descender al C3, habría esperado al grupo hasta la mañana del sábado 6, sin embargo al no tener reporte alguno, informó de inmediato al CB.

Tras lo ocurrido, el mismo sábado se activó la misión de búsqueda y rescate aéreo por parte del gobierno pakistaní. El día de ayer, el helicóptero del ejército realizó la búsqueda hasta aproximadamente los 7.000 metros, no logrando ascender hasta el campamento 3 (7.300 metros), debido a los fuertes vientos, por lo que no pudieron encontrar ningún rastro.

El día de hoy nuevamente se realizó una ardua búsqueda,  esta vez el piloto fue acompañado por Sajid y el experimentado nepalí Dawa Sherpa. Si bien las condiciones permitieron llegar hasta los 7.800 metros de altura y lograron sobrevolar el área por alrededor de una hora, la visibilidad sobre el C4 no fue la óptima y no encontraron rastro aún de Juan Pablo, Ali o John.

Actualmente se espera información a cerca de una nueva búsqueda aérea para este lunes 8 de febrero.