Cada día son más mujeres que se han tomado los bikeparks del país. Hace algunos años atrás era difícil encontrar chicas que practicaran este deporte, pero con el pasar del tiempo son ellas las que se han robado el protagonismo de las competencias y del MTB.

Una de ellas es María Holzapfel, quien es una destacada rider que partió hace un tiempo y hoy es una de las amantes de la bicicleta acérrima sin dudarlo.

En conversación con Avalancha Sport, la atleta aseguró que “siempre he sido una cabra motivadísima, me gusta conocer lugares nuevos para recorrer con mi bicicleta. Me gusta andar con mis amigas y buscar nuevas rutas”.

Sobre sus inicios, la rider explicó que “creo que es la típica historia. Partí por mi exnovio que corría en carreras y me aburría tanto que decidí andar en bicicleta para acompañarlo, pero me quedó gustando y nunca más me bajé de ella”.

Desde ahí que mi vida gira entorno al MTB, siempre he sido una persona deportista, me gusta la playa, surfear, también los deportes con balones y nada, creo que cuando algo realmente te apasiona, comes y duermes con eso”, agregó.

Sobre el apoyo, que cada día es más importante para sumergirse en algo, Holzapfel aseguró a Avalancha Sport que “mi papá siempre estuvo ahí, aunque nunca me ha ido a ver, pero él me regaló mi primera bicicleta y se lo agradezco”.

Para él, el deporte siempre ha sido la clave en la vida. Tengo dos hermanos que son sedentarios y mi mamá igual, así que por ese lado mi papá me apoya”, complementó.

En esa línea, la mountainbiker también abordó el crecimiento que de las mujeres en este deporte. “Cuando partí éramos muy poquitas, no había grupos ni nada donde apoyarnos, pero ahora hay varios grupos de chicas, se hacen clínicas, actividades. Ahora es más fácil”.

Respecto a lo que se viene para ella este 2021, María Holzapfel cerró diciendo que “estoy viendo una bicicleta nueva, si me vacuno lo antes posible me podré ir a Canadá para trabajar tranquila y vivir en la meca del MTB”.