A pesar de que Chile vive un duro momento respecto al aumento de casos de coronavirus y las autoridades han restringido las libertades para las personas en la Región Metropolitana, todavía se pueden realizar diferentes actividades.

Uno de los lugares a los que te puedes escapar, es sin duda la Reseva de Coyanco, ubicada en el corazón del Cajón del Maipo y en verdad, te puedes enamorar de un trekking que tiene de todo: pozones, naturaleza y una historia increíble.

Este lugar nace oficialmente en septiembre de 2013, posee más de 18 mil hectáreas para disfrutar y es sin duda, considerada como un paraíso para los deportistas y escuelas de montaña. Además, es ideal para fotógrafos y esos amantes de la naturaleza.

¿Cómo llegar?

Para arribar a este lugar debes tomar la Ruta G-25 desde Santiago hasta el puente El Toyo y desde ahí doblar hacia la derecha donde te encontrarás con n camino de tierra y avistarás un letrero que dirá “Reserva de Coyanco”; luego verás otro letrero e ingresarás a los estacionamientos que tienen un valor de 5 mil pesos todo el día.

Si vas a pie, puedes tomar la micro MB72 (Variante B) en el Terminal Intermodal del Metro Bellavista de La Florida, Metro Las Mercedes o Metro Plaza de Puente Alto. Cabe señalar que, el primer transporte sale a eso de las 3:13 de la madrugada.

¿Qué puedo hacer en este lugar?

En la Reserva de Coyanco puedes realizar un sinfín de actividades. Lo primero que debes saber es que debes andar con ropa adecuada a la montaña, tendrás un trekking aproximadamente desde 1 a 5 horas para recorrer todos los lugares.

Las zonas más visitadas por los deportistas y amantes de la naturaleza son los pozones, el cerro Punta Horizonte, los Calabozos y el mítico Calabozo del Diablo, donde te encontrarás con una cascada de 2 metros entre muros de rocas de 30 metros de altura con profundidades de cuatro metros.

Para los más avezados, puedes llegar hasta la cumbre del Punta Horizonte, el que tendrá un tiempo entre cuatro a cinco horas de caminata y este lugar, es muy apetecido por las escuelas de andinismo y de ecoturismo.