En su compromiso con el medioambiente y el cuidado del planeta, y utilizando enfoques innovadores y sostenibles, Saucony lanzó al mercado las Jazz Court RFG, su primer modelo de zapatillas elaborado con siete materiales eco-friendly y 0% plástico.

Este modelo combina la fabricación de calzado clásico con la fabricación moderna, para así obtener un zapato más ecológico. Los materiales utilizados, incluyen: algodón; yute, que es una fibra vegetal natural que se puede hilar y que posee gran durabilidad; lana; gardenia; goma; madera y remolacha. Sí, así es. Se utilizó jugo de remolacha para estampar la información en las etiquetas de las plantillas.

Por otro lado, para el packaging también se siguió la misma línea, pues está fabricado con cartón reciclado, sin tinta y sin papel de relleno. Sumado a esto, los procesos químicos y de manufactura fueron modificados, con el objetivo de reducir al máximo la utilización de energía.