Gran polémica causó el reportaje que emitió Chilevisión en su noticiario central, respecto a una intervención en el Cerro El Plomo, donde se realizó una huella de servicio para una futura construcción de un refugio y una serie de baños que serían instalados.

En ese sentido, el pasado martes, la Fundación Santuario El Plomo y Angloamerican decidieron suspender el proyecto debido al gran revuelo que causó este suceso.

Bajo ese panorama, Avalancha Sport conversó en exclusiva con el director de la Fundación, Alfonso Campos, quien lamentó que la obra se paralizara.

“Lo vemos con una frustración enorme, ya que llevamos cerca de tres años trabajando para llevarlo al mundo de montaña, pensando en el futuro”, dijo Campos.

“En ese espíritu y pensando abrir los terrenos familiares para lo montañistas, es que quisimos plantear el Santuario El Plomo ya que la presión de visitantes ha generado un desgaste”, agregó.

En esa línea, Alfonso realizó un análisis respecto a lo que vive actualmente el Cerro El Plomo. “Los montañistas profesionales tienen clara las reglas, pero los menos experimentados, suben con shorts, acampan por el fin de semana, hacen fogatas y dejan balones de gas botados a la mitad del cerro, sumando a que muchos contratan a los arrieros y sus mulas destruyen la vegetación, que se está desgastando”.

Respecto al revuelo que causó la viralización de la intervención de la huella de servicio en la montaña, Campos aseguró que “podemos discutir si el camino se justificaba o no, si tiene el estándar que debería tener o si fue exagerado. Nosotros discutimos mucho con el equipo que Piedra Numerada tendrá una presión enorme”.

Esto tiene relación a que Yerba Loca, los centros de esquí La Parva y Valle Nevado, junto a la fundación Más Mil, tienen planes y servicios que colindan con El Plomo y son guías para el ascenso.

“Lo razonable era pensar hacer una huella de servicio y darles el mejor servicio de baños, porque deben tener una constante mantención, nosotros intentamos pensar en el futuro que para el pasado”, agregó.

Respecto al futuro del proyecto, Alfonso Campos dijo en exclusiva a Avalancha Sport que “al ver el rechazo, decidimos suspenderlo. No es fácil hacer conservación con recursos privados, nosotros no somos una familia Tompkins”.

Decidimos de muto acuerdo con AngloAmerican que no era el momento, probablemente cometimos errores en la implementación. Ahora es el momento de tomar una pausa y repensar todo y hacer más partícipe a la comunidad de montaña. Nos vamos a demorar todo el tiempo del mundo, para que se valore este Santuario El Plomo maravilloso y que sea para todos”, cerró.