Desde hace dos años que comenzaron diferentes campañas para frenar la basura en las playas del mundo y de Chile. A pesar de la conciencia que se genera al crear este tipo de acciones, hay lugares como el Lago Rapel, ubicado en la Región de O’Higgins que sufren la contaminación ambiental de manera preocupante.

Este embalse artificial, creado en 1969 con la intención de alimentar la Central Hidroeléctrica Rapel, se ha convertido en uno de los destinos turísticos más importantes de la zona central del país.

Año a año se puede aprecia como miles de turistas -de todas las clases sociales- llegan a este lugar para disfrutar del Lago, pero la falta de conciencia y la excesiva basura que queda en las orillas del emblemático lugar.

¿Lago o basurero?

A pesar de que el Lago Rapel es considerado una zona de atractivo turístico, pareciera que es un basurero. En lugares como el Manzano, Las Balsas o Llallauquenes, se puede apreciar la gran contaminación que existe.

El equipo de Avalancha Sport recorrió las zonas antes mencionadas y lo que encontró fue inaudito. Jeringas, vidrios rojos, un auto desmantelado e incluso, pañales usados, fueron parte de lo que se recabó solamente en un sector.

Pobladores del lugar, los que no quisieron dar sus nombres, comentaron al equipo que es “impresionante como los turistas y los mismos vecinos llegan a botar todo a las orillas del lago. La municipalidad nunca ha hecho nada”.

Cabe señalar que, el Lago Rapel es parte de la Municipalidad de Las Cabras.

Contaminación ambiental:

Si lo que en los párrafos anteriores le mencionamos es preocupante, lo que viene puede ser peor. Aguas servidas en ambos ríos que conectan con el lago, restos de fecas de animales, fertilizantes, desechos mineros traídos por las aguas de la cordillera han provocado una gran contaminación.

De hecho, hace un mes, Chilevisión elaboró un reportaje sobre el cambio de color del agua del embalse, el que paso a ser verde y con un olor a descomposición preocupante.

Twitter: @SantiagaVal

A pesar de lo mencionado, desde la Superintendencia del Medio Ambiente de O’Higgins, dijo al medio antes citado que se manejan dos hipótesis, las que podrían ser por causas naturales de temperatura o por intervención de terceros.

El futuro:

En las pasadas elecciones Municipales, el nuevo alcalde electo Juan Pablo Flores (PRO) deberá tomar un municipio que es rico en atractivos turísticos, ya que solamente en febrero y en plena pandemia, el Lago Rapel y Navidad tuvieron un 75,4% de su capacidad hotelera, siendo uno de los grandes ingresos para la comuna.