La semana pasada la empresa multinacional Aes Gener, anunció la aprobación del cambio de nombre de la entidad. Desde hace algunos días pasó a llamarse Aes Andes, situación que fue alertada por miles de personas en redes sociales.

Según lo expuesto ante la prensa, la decisión de esto es para “aumentar la capacidad renovable y el aceleramiento del cierre de las plantas de carbón”.

¿Qué hay detrás del cambio de nombre?

A ciencia cierta, esto no sería más que un lavado de imagen corporativo, luego de casi más de una década donde la empresa destruyó el Cajón del Maipo con el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo y una de las opciones es que se quieren apropiar de lo que han roto.

Otra de las implicancias sería el intento de cambiar la reputación que se han generado tras este polémico proyecto y, que cada día aparecen nuevos antecedentes sobre los riegos de ejecutarse, condenando la flora y fauna de la zona central del país.

Dentro de los anuncios de la ahora Aes Andes, fue el cierre de sus termoeléctricas, pero según diferentes medios digitales afirmaron que solamente sería una venta, para no hacerse cargo de la contaminación que sus faunas han generado durante las últimas 5 décadas.