Hablar de Chile es hablar de un país de glaciares. Nuestro territorio tiene 24.114 de este tipo de masa de hielo en Sudamérica, por lo que somos la reserva de agua dulce más grande del mundo.

A pesar de toda la importancia a nivel mundial, los macizos blancos se encuentran en constante peligro, producto de la intervención del hombre en la explotación minera y la falta de conciencia por parte de las autoridades chilenas.

Además, el calentamiento global también produce el acelerado derretimiento de los hielos minerales, por lo que hay que aprovechar, para poder visitarlos, antes que el ser humano acabe con ellos.

5- Glaciar Grey (Región de Aysén)

Ubicado dentro de los Campos de Hielo Sur, entre Argentina y Chile, este es uno de los más bellos de Chile. Con una longitud de 6 kilómetros de ancho y tamaño de 270 kilómetros cuadrados, es uno de los más chicos de la región, pero sus colores hacen que sea un lugar increíble.

Las mejores fechas para ir a visitarlo es en septiembre y en abril. Además, te encontrarás con un las Torres del Paine como gran panorama.

4-Glaciar O’Higgins

También conocido como “Ventisquero Grande”, ese es uno de los cuatro mayores glaciares de toda la Patagonia. Tiene una superficie de 820 km2 y sus paredes, son algunas de las más grandes que puedes encontrar, ya que llegan hasta los 80 metros cuadrados.

Cabe señalar que, el Glaciar O’Higgins se encuentra en el lago del mismo nombre, siendo uno de los más profundos de América.

Para llegar acá, puedes tomar embarcaciones que zarpan desde Bahía Bahamondes, donde puedes encontrar este hermoso lugar.

3-Glaciar Jorge Montt

Este monumento natural posee una superficie de 464 kilómetros y es uno de los que más ha sufrido retrocesos. Se estima que se encoge 25 metros todos los días.

Para poder llegar a este lugar, hay que navegar al menos durante tres horas desde Caleta Tortel, siendo una de las aventuras más impresionantes e inigualables para la aventura.

2- Glaciar Colgante el Morado

Ubicación en el corazón de la zona central de nuestro país, este glaciar es uno de los más visitados de la Región Metropolitana. Se encuentra a una altura de 3100 metros sobre el nivel del mar y desemboca, de manera fragmentada, en grandes bloques de hielo sobre una laguna.

Este monumento natural es uno de los que más corre peligro, producto a la gran intervención minera en la zona central. Las mineras y la falta de conciencia de los empresarios, han hecho que este lugar se vaya acelerando su descongelamiento.

1-Glaciar La Paloma

Sin duda que es uno de los glaciares más impactantes del país. Ubicado en pleno Pueblo de Farellones, este lugar se puede divisar desde todas partes de la Región Metropolitana.

Para llegar a esta zona hay que transitar por la Ruta G-21 en dirección hacia los centros de esquís y a la mina Los Bronces.

Ascender al “Plomo” lo puedes hacer desde el centro de esquí La Parva, el Parque Yerba Loca y desde Valle Nevado.